top of page

Caso Assange: lawfare y alcance universal de la ley de EE.UU.



El 20 de febrero de 2024, la justicia británica decidirá si extradita a Julian Assange a Estados Unidos (EE.UU.), donde se enfrentaría a 175 años de cárcel.

 

Julian Assange es un periodista y programador australiano, creador de la red WikiLeaks (2006), una organización sin fines de lucro que publica documentos de interés público. En 2010, Wikileaks comenzó a filtrar 251 mil 287 documentos a través de su sitio en Internet, en los que el Gobierno estadounidense daba instrucciones a sus diplomáticos para que espíen a políticos extranjeros y altos funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Luego publicaron videos sobre masacre de civiles en Irak y la comunicación de las diferentes embajadas de EE.UU. con el Departamento de Estado de EE.UU., que dan cuenta de: espionaje ilegal, operativos encubiertos para desestabilizar gobiernos, entre otra información deliberadamente oculta a la opinión pública.

 

En junio de 2012 ordenaron su arresto y pidió asilo en la Embajada de Ecuador en Londres. En 2019, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno lo entregó al Reino Unido. Lleva más de cuatro años encerrado en una cárcel de máxima seguridad, la gran mayoría de ellos sin cargos, mientras los tribunales británicos deciden sobre su extradición a EE.UU. Se enfrenta a acusaciones basadas en la Ley de Espionaje por publicar material filtrado que expone crímenes de guerra, abusos contra los derechos humanos, conspiraciones antidemocráticas e intrigas diplomáticas de EE.UU.


Desde el Observatorio Lawfare confirmamos que la situación de Julian Assange es el mejor ejemplo del lawfare: la forma en que los gobiernos poderosos manipulan la ley para destruir a su "enemigo".

 

Su “enemigo” es Assange porque nos mostró la verdad: quiénes son los que toman las decisiones detrás de las guerras, las masacres y las acciones encubiertas contra los gobiernos democráticos. Los intereses económicos detrás de la matanza y el sufrimiento.

 

Nos mostró toda la información que se nos oculta deliberadamente, prohibida para la OPINIÓN PÚBLICA.

 

Todo el proceso judicial ha sido posible y sigue siendo posible gracias al alcance universal de la ley estadounidense. Alcance IMPERIAL de la ley estadounidense.

 

Es el resultado de una manufacturación de consentimiento CONTRA ASSANGE, organizada por gobiernos, corporaciones, think tanks y medios de comunicación, que criminalizan a Assange porque NOS mostró la verdad sobre ELLOS.

 

Assange es definido como una AMENAZA para la Seguridad Nacional de EE.UU. Lo mismo que Cuba, Vietnam o Venezuela, o cualquier gobierno, sector político o individuo que niegue y cuestione las reglas y el poder de Estados Unidos.

 

La extradición de Assange es el resurgimiento del disciplinamiento universal históricamente impuesto por EE.UU.:

 

La ejecución de Rosenberg durante el macartismo o el asesinato de Malcolm X,

El asesinato del Che Guevara,

El sangriento golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile,

La violencia de los gobiernos dictatoriales en América Latina, desapareciendo personas, torturándolas y matándolas. Miles de Assanges que luchaban por la justicia.

 

Assange es el significado mismo de la libertad:

Sólo la verdad nos liberará,

Sólo la lucha nos dignificará, la misma lucha que llevan a cabo Julian y su familia.

Sólo la lucha nos liberará de la poderosa minoría rica, la élite poderosa que está destruyendo a nuestra gente, nuestro planeta y que decide por nosotros.


LIBERTAD PARA ASSANGE. LIBERTAD PARA TODXS.

QUEREMOS LA VERDAD.

QUEREMOS EL PODER PARA EL PUEBLO.

 



Comments


bottom of page