top of page

Manufacturación de consenso y lawfare en México

Actualizado: 16 abr



Desde que inició el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se han manufacturado consignas para generar un consenso negativo respecto de él y su gobierno. La principal de ellas ha sido la de “erosión democrática”, que a inicios de 2024 es potenciada con el relato, construido desde la prensa estadounidense, que vincula a AMLO con el narcotráfico.


En las últimas dos décadas, los medios de comunicación hegemónicos han generado una perspectiva negativa de los gobiernos progresistas, ya sea por su política económica, su forma de gobernar, pero sobre todo por cuestionar el modelo político económico dominante y alejarse de los parámetros instituidos por el orden internacional, promovidos en gran medida por Estados Unidos (EE.UU.).


El mecanismo de manufacturación de consenso en las relaciones de EE.UU. y América Latina, funciona en torno a la organización e imposición de una agenda en los medios concentrados (hegemónicos), apoyada por “voces expertas” de think tank o universidades, generalmente estadounidenses. Es una de las estrategias más eficaces en procesos de desacreditación de gobiernos y desmoralización de sus mandatarios, contribuyendo por ejemplo, a la persecución y criminalización mediática de líderes o ciertos sectores de la política en procesos de lawfare.


En este contexto, un dato relevante es el financiamiento provisto por EE.UU. para “Medios y libre flujo de la información” en países de la región. Entre 2001 y 2023, el gobierno de EE.UU. ha girado casi 77 millones de dólares a once países de América Latina, siendo la administración de Joe Biden la que mayor financiamiento otorgó (ver gráfica).




Justamente con el gobierno de Biden, y a partir de la Cumbre de la Democracia, se anunciaron varios proyectos para financiar a medios de comunicación “libres e independientes”, que tiene su contracara militar en las Operaciones Militares de Apoyo a la Información (MISO) del Comando Sur para “contrarrestar amenazas” en medios y redes sociales.


PROGRAMAS DE EEUU PARA APOYAR A MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN 2021

“Iniciativa Voces” de la USAID por 42 millones de dólares para proteger, defender y promover el espacio cívico en América Central. Proyecto multianual.

l  Promoción de medios de comunicación independientes en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, la República Dominicana, Ecuador, Panamá, Perú y Uruguay que forman el Grupo de Amigos de la Libertad de Expresión y el Periodismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Financiamiento para socios no gubernamentales de la OEA y EE.UU. para programa de Integridad del Centro para los Medios y la Información y la expansión de la Red de Comunicaciones Digitales, integrada por un grupo heterogéneo de líderes digitales, desarrolladores, influencers, educadores y especialistas dedicados a acortar la brecha entre los medios digitales, tradicionales y nuevos.


Del “desmantelamiento” de la democracia al vínculo con el narcotráfico

Desde que inició el gobierno de AMLO, una de las consignas manufacturadas para generar un consenso negativo respecto de él y su gobierno, ha sido que este mandatario es responsable del “desmantelamiento de la democracia” o la “erosión democrática”. Estos tópicos fueron replicados por medios de comunicación internacionales y nacionales desde 2019 hasta la fecha, y se ven fortalecidos por la opinión experta de think tanks estadounidenses como se muestra en la siguiente tabla.




El 31 de enero de 2024, el medio estadounidense Propública, publicó un artículo que vinculaba a AMLO con el narcotráfico. Ese mismo día, la organización InSightCrime publicó un artículo similar. Por último, DW publicó un artículo en el que se sugería, sin pruebas fehacientes, que AMLO habría recibido dinero del narcotráfico. A estas publicaciones se sumó el 22 de febrero otra publicación del New York Times. Todos hacían eco de una investigación de 2006 realizada por la DEA en la que investigaron si en aquél entonces, AMLO habría recibido dinero del narcotráfico para financiar la campaña electoral.

Como declaró después el embajador Ken Salazar, la Casa Blanca y otras instituciones del gobierno estadounidense, la investigación no fue concluyente por falta de pruebas, y no se está investigando actualmente a AMLO. Sin embargo, en la prensa nacional, las cuatro investigaciones tuvieron gran cabida e impusieron agenda mediática.

Como sugiere la respuesta de Propública al presidente de México, la DEA intentó otro “operativo encubierto” en 2011 -un año antes de las elecciones de 2012- para culpar a AMLO del financiamiento del narcotráfico con la colaboración de un abogado informante de la DEA. Sin embargo, funcionarios del Departamento de Justicia “rechazaron ese plan a finales del 2011, en parte por temor a que incluso un proceso legal exitoso realizado en los Estados Unidos podría ser visto por los mexicanos como una injerencia estadounidense intolerable en su política”. En efecto, en 2011, se buscó inhabilitar a AMLO vinculándolo con el narcotráfico, operativo que no concluyó con éxito.


Análisis de medios nacionales que vincularon a AMLO con el narcotráfico

A continuación, se detallan los medios que retomaron las cuatro investigaciones mencionadas. Se tomaron en consideración sólo aquellas notas periodísticas que en sus textos vinculan las investigaciones del NYT, DW, Propública e InSightCrime, por lo que se conformó un universo de 70 notas de 20 medios nacionales generadas entre el 31 de enero y el 5 de marzo de 2024.


  • Las investigaciones que se replicaron en mayor medida fueron las del New York Times y Propública.

  • Los días en que se generaron más notas fueron el 31 de enero, 1 de febrero, 22 y 23 de febrero, el día en que se publicaron las dos investigaciones del NYT y Propública y el día después de la publicación.

  • El Universal e Infobae son los medios que más publicaciones generaron, 16 y 13, respectivamente. Otros medios como Reforma, El Financiero y Excelsior son los que generaron en conjunto 16 notas, incluidas notas de opinión.

  • En el 57% de las notas se vincula AMLO con narco.


El caso de México, como otros en ALC, evidencia que una de las vías para deslegitimar a un gobierno, desmoralizando o criminalizando a su principal figura, son los medios de comunicación asociados a la opinión experta, generada por think tanks y expertos de universidades prestigiosas. En efecto, esta es la antesala de procesos de desestabilización y lawfare en las últimas décadas: desde el Lava Jato en Brasil, pasando por la Causa Sobornos en Ecuador y la Causa Vialidad que involucraba a Cristina Fernández de Kirchner, la persecución política por la vía judicial adquirió visibilidad y carácter de escándalo, solo cuando pasó a disputar la agenda de la opinión pública.

Hasta la fecha, el gobierno de AMLO, ha tenido cierto éxito para quitar fuerza de verdad a la manufacturación de consenso negativa, gracias en parte a que es el mismo gobierno el que pone agenda diaria, a partir de “las mañaneras”: el presidente habla todos los días un par de horas dirigiéndose directamente a la gente.




1 Comment


Ya sabemos los E.U. siempre está detrás, desestabilizando países, México no es la excepción somos frontera, pero aquí se la pela

Like
bottom of page