top of page

Las nominaciones de Milei de dos jueces para la Corte Suprema




El presidente argentino Javier Milei anunció hoy que intentará ejercer la atribución que le confiere el artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional de nombrar a los magistrados de la Corte Suprema, para lo cual necesitará el acuerdo (voto favorable) de al menos dos tercios de los miembros presentes del Senado, cámara que cuenta con 72 senadores, de los cuales 33 pertenecen al interbloque peronista de Unión por la Patria integrado por dos bancadas (Unidad Ciudadana y Frente Nacional y Popular) que forman, una primera minoría. Es decir, podría confirmar estas nominaciones con el voto de al menos 9 senadores peronistas.


Como referencia, cabe recordar que la última vez que se aprobaron pliegos de candidatos a la Corte, fue en junio de 2016, cuando el Senado -con 58 votos afirmativos- aprobó la postulación de Carlos Rosenkrantz y con 60 votos la de Horacio Rosatti, ambos nominados por el entonces presidente Mauricio Macri, quien contó con el acompañamiento de varios senadores peronistas. Durante el gobierno de Alberto Fernández, no hubo ninguna postulación concreta.


De esta manera, de acuerdo a la ley vigente (Ley nro. 26.183) y siendo cinco los ministros de la Corte, sólo la integran desde la renuncia de Elena Highton de Nolasco (dejó su cargo a los 78 años de edad producida en noviembre de 2021) cuatro jueces, todos varones: Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti.


¿A quiénes postula Javier Milei?


Milei resolvió nominar por un lado al juez federal Ariel Lijo en reemplazo de Elena Highton de Nolasco y por otro lado, a Manuel García Mansilla como reemplazante del actual ministro Juan Carlos Maqueda, quien cumplirá 75 años el próximo 29 de diciembre y debería  dejar el cargo ese día, (de no mediar un amparo como el que sostuvo en el cargo a Highton hasta sus 78 años, con el aval del entonces gobierno de Macri, en contradicción con la Constitución que fija el límite de permanencia en los 75 años de edad).


  • Ariel Lijo Es un juez federal con larga trayectoria y 55 años de edad. Reviste como titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 4 de la Capital Federal desde el 2004, cuando fue postulado por el presidente Néstor Kirchner. Según Clarín, se trata de un magistrado cercano al ministro de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y el hombre fuerte de la Asociación de Jueces Federales de la Argentina. Tiene antecedentes de hábil negociador dentro y fuera del Poder Judicial. Estuvo a cargo de varias investigaciones vinculadas a la causa AMIA y en 2014, procesó a Amado Boudou, mientras éste era vicepresidente en funciones. Años más tarde, en 2017, ordenó la detención de Boudou, ya como ex vicepresidente, en ambos casos por la causa Ciccone.


  • Manuel García-Mansilla, Es actual Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral y tiene 53 años. Dicha Facultad es un espacio académico del sector privado con ascendencia de la derecha liberal argentina. Es un especialista en derecho constitucional y en el estudio de las Cortes Supremas, con gran conocimiento de la historia y funcionamiento de la Corte estadounidense. En 2020, en una entrevista, declaró que: “Actualmente tenemos una Corte que no es de ningún gobierno, ya que un juez fue designado por Eduardo Duhalde, dos jueces fueron designados por Kirchner y dos jueces por Macri. Es una Corte que por lo menos es neutra desde el punto de vista político, no hay nadie que maneje la Corte”. A su vez, como especialista en derecho empresario, es abogado de grandes empresas petroleras y energéticas; ha sido miembro del Estudio Marval, O'Farrell & Mairal y desde 2010 hasta el año 2013 trabajó en el Estudio Liendo & Castiñeyras Abogados. Es director ejecutivo de la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos desde el año 2014. Se destaca también por ser férreo opositor al aborto legal, a pesar de su ideología ultraliberal. También se opuso plenamente al juicio político que el peronismo impulsó contra los cuatro jueces de la Corte durante el año 2023. Otro dato relevante, es que García Mansilla argumentó en repetidas oportunidades en favor de la constitucionalidad de una eventual dolarización.


Estas postulaciones contradicen lo dispuesto por el Decreto 222/2003 emitido por el entonces presidente Néstor Kirchner, el cual goza de pleno consenso en los ámbitos político y académico. En tanto en su artículo tercero se sostiene que “al momento de la consideración de cada propuesta, se tenga presente, en la medida de lo posible, la composición general de la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN para posibilitar que la inclusión de nuevos miembros permita reflejar las diversidades de género, especialidad y procedencia regional en el marco del ideal de representación de un país federal”.


Resulta evidente que la vacante en la Corte ya existente, y la próxima que se produzca, deberían ser para mujeres. Sin embargo, la norma no es vinculante y Milei por el momento ha elegido desoírla. Esta situación despertó las primeras críticas fuertes a las postulaciones, tanto de juristas como de dirigentes políticos.


Por último, cabe recordar que en septiembre de 2022, el Senado dio media sanción a un proyecto que elevaría de 5 a 15, la cantidad de integrantes de la Corte Suprema. Este proyecto de ley nunca fue tratado por Diputados.

Kommentare


bottom of page